3 consejos para empezar a perder peso

Ahora que hace un mes que llegó el verano y que las vacaciones ya casi están aquí (a mí me quedan 6 días sin contar el de hoy…), nos damos cuenta de que llevamos casi todo este mes de julio sin hacer vida saludable, ¿verdad? Y… ¿Por qué nos ocurre esto? Bien, porque ya vemos las vacaciones a la vuelta de la esquina y nuestro cuerpo y nuestra mente se revelan contra toda rutina establecida a lo largo del año.

¿Y ahora qué hago?

Te dejo aquí 3 consejos para empezar a perder peso durante estas vacaciones para que la vuelta no sea tan dura y podamos volver a la rutina fácilmente:

  1. No es momento de iniciar dietas, por lo que NO TE PONGAS A DIETA. Ahora no es el momento. Sin embargo, introduce pequeños cambios que hubieras adoptado en rutinas o hábitos previos como puede ser: no comer dulces entre semana (relegarlos solamente al fin de semana).
  2. ¡¡MASTICA!! Muchas veces no somos conscientes de que engullimos la comida. Toma consciencia de las veces que masticas antes de deglutir e intenta aumentar el número para lograr comer más despacio.
  3. ESCUCHA A TU CUERPO. Tenemos costumbre de acabarnos toda la comida del plato aunque tengamos que desabrocharnos el pantalón. Esto simplemente hace que comamos demasiado. Al practicar el consejo 2 empezarás a escuchar las señales de tu cuerpo cuando te indiquen que no necesitas comer más.

¡Cuéntame si tienes pensado poner en práctica estos consejos al inicio de tus vacaciones!

Anuncios

La importancia de comer fruta y verdura

Tengo que reconocer que aunque me gusta muchísimo la fruta y la verdura, soy perezosa a la hora de comérmela.

En cuanto a la fruta, a veces es más fácil optar por algo rápido como un snack, barrita, etc. por lo que a veces ni pensamos que, cuando nos entra el gusanillo a media mañana o a media tarde, deberíamos optar por elegir la fruta.

Por lo que respecta a la verdura, como suelo llevar mi propia comida al trabajo y siempre la preparo la noche anterior, opto por cocinar algo de verdura para llevarme de acompañamiento o, si tengo un poco de prisa, me preparo una ensalada.

Cuando al mediodía voy a por mi comida a la nevera de la oficina, no me queda más remedio que comérmela,  ¡ya que no tengo otra cosa! y así es, como yo digo, que mi YO del pasado intenta incorporar los hábitos saludables a mi YO del futuro 😉

En resumen, ¿cómo puedes intentar incorporar estos sencillos hábitos saludables en tu vida?

Incorpora la fruta en el desayuno, a media mañana y en la merienda. También puede ser ideal como postre, aunque debes tener en cuenta que a veces ingerir glucosa después de las comidas puede hacer que tengas gases y se hinche el estómago, hasta la puedes añadir cuando te prepares una buena ensalada. ¡Ya verás como poco a poco te irá gustando! Por último, en la comida y la cena haz que la mitad de lo que comes sea verdura o ensalada.

Uy, habrá los que me dirán, ¡Oye, que a mi no me gusta la fruta ni la verdura! Y yo os digo que existe una gran variedad de fruta y verdura, sin duda encontrarás seguro la que más te guste. A lo mejor al principio te supone un esfuerzo pero verás que cada vez disfrutarás más.

Notarás también que tus niveles de energía aumentarán y que te encontrarás mejor tanto física como animosamente!

mar-TIPS

¡Hola a todos! Bienvenidos a mi blog de consejos llamado mar-TIPS. Para entender el nombre me presento en primer lugar: soy Marta, vivo en Barcelona y soy amante de la vida sana y saludable. Quiero compartir mi experiencia con vosotros ayudándoos con unos consejos (TIPS, de ahí el nombre del blog) sobre comida sana, ejercicio físico y vida sana en general.

Tengo 27 años y siempre me ha gustado hacer deporte, aunque también me gusta demasiado comer lo que me da la gana, por lo que cuando empecé mi vida laboral y me encontré sentada ocho horas al día, decidí que no solamente debía continuar con la rutina de ejercicio semanal si no que, también debía intentar mantener una dieta sana y equilibrada.

Muchas veces he pensado que la clave para mantenerse en forma es llevar una dieta sana más que hacer mucho ejercicio, ya que, en mi caso, lo que me ha funcionado para sentirme bien conmigo misma ha sido más bien intentar llevar una dieta equilibrada. Sin embargo, debes tener en cuenta que si tienes un trabajo donde debes estar ocho o más horas sentada, lo más saludable para tu cuerpo es que, además de cuidar la comida, ejercites tus músculos.

¡Empecemos!